martes, septiembre 11, 2007

AIA DE COLORES





6/9/07

14:05

Pronto llega la primavera, es interesante pensar que la mayor parte de las veces escribo a la misma hora. Largo tiempo desde el último encuentro, y ya antes había descubierto que la tapa de los Poett es una vagina que exhala el perfume ambiental por un clítoris lo suficientemente plástico como para que ninguno se haga el gracioso.
Ahora estoy rodeada de vasos sucios que no lavé ni pienso lavar, una lechuga se pudre en la heladera y ¡Ay! ¡Estoy tan cardiaca! Sí, esa parte que existe en mí es tan cardíaca, la que me hace sentir lástima por las lechugas que se pudren en el fondo de la heladera y hace que me den miedo las puntadas pectorales, entonces pienso en comprar una maceta para criar flores rojas; hasta cobrar, imaginemos la maceta con la tierra y las flores creciendo, qué delicia el brotar de algo, primero un tallo, así de grande y alto como el que sueña con arrancar un gigante, (no te distraigas, estábamos en el crecimiento) enfocarse en algo con vida que no necesita tomar ningún camino para escaparse de la tierra (no vos).
Cobré, entonces tengo un tulipán rojo y unas Lilium naranjas, preciosas, estacionadas al lado de la parilla tomando Sol, espero que estén a salvo de los gatos y las perras hambrientas hasta las 10 de la mañana. Más adelante las voy a traer a flotar por la pecera azul, al lugar de los dementes en el que dedico esta inmensa pieza de compañía donde abundan las palabras que poco dicen y no hay nada más atrás de los minutos que tampoco existen, ¿No? No. Callate vos. No hay nada más que eso que uno siente pero no es nada en realidad, ¿Y en qué me vaso en realidad? Un poco en hundirme como un líquido gaseoso (si es posible), pero no agua sin gas porque el agua ya de por sí no tiene gas, por eso no soporto cuando preguntan ¿Agua con gas o sin gas? por favor, de la mitad para arriba vacío, de la mitad para abajo lleno, ¿por qué? exactamente porque no puedo verlos de otra forma que no sea por la mitad.
Me vaso en una base en el fondo de la pecera podrida, podrida de la pecera, ya no quiero ser víctima ni empleada solitaria, ni compañera abombada, ni certificado de papel por ausencia de multiacción, ni pescada atrapada en la red de planillas con alas de polillas que vuelan hasta atraparme y hacerme suicidar saltando del séptimo piso como un pez espada que se da contra la calle de cemento y mueve las branquias con los ojos abiertos sin parpadear porque tampoco puede respirar, ni deformación que también salta pero de una billetera vacía, (Cómo estoy con los saltos y las peceras y los peces, también hay jaulas y pájaros prisioneros, me gustaría soltar a todos los que viven en el acuario de al lado de mi casa, donde compré las plantas, admito que solamente lo hice para un primer acercamiento al plan de liberación alimántico, lo único que recibí es la corta expectativa de vida de las flores que acababa de comprar) Ni pitido de desfibrilador que no es lo que tiene que ser, ni la astucia que no está en largar cualquier imagen que llega después de pensar en lo que no se quiere ser, porque igual, si no mata te morís, pero en el mar, y sos una flor cualquiera a la que se le van cayendo los pétalos y hay algo que te absorbe alrededor pero también te alimenta, no se sabe si es el sueño del gigante que te quiere arrancar o los alimantes que están atrapados en las jaulas y peceras de los pensamientos, por suerte viene la primavera y el meio se fué. Ayer me senté sola y había viento pero lo transformé en calor y no tuve frío. Te dije que puedo controlar el clima, es todo cuestión de convicción.

jueves, agosto 30, 2007

HILOS

Hilos cósmicos, estamos a la deriva, al borde del universo,
Ahora dejame caer, de la nada,
El espacio vacío está lleno de nosotros,
Electricidad en el punto cero, la piel se eriza, otra vez esos roces,
qué capacidad para delirar estos segundos,

como si todas las imágenes fueran reales,
Humanos generacionales flotando una tarde cualquiera.
Burbujas azules, golpes geométricos, estoy exhausta, excéntrica, prendida, concéntrica, espiralada.

¿Vas a cruzar?
Resonancia existencial. Guoun.
Pasamos.
Próxima dimensión
Pura energía
nada más que partículas de polvo
se pulverizaron los cuerpos

¿Qué sentís siendo completamente nada?
Somos estrellas, galaxias, somos la energía que forma los mundos
¿Cómo te hace sentir?
¿Existe la palabra miedo siendo una partícula de algo que no tiene cuerpo?
¿Podemos dejarnos caer ya?
¿Somos música ahora?
¿Elementos? ¿Somos preguntas? ¿Somos dibujos? ¿la esencia?
No es tan malo ahora que lo siento
El vacio es un lugar
Soy hueco y vacio
¿sí?
¿Estoy en el vacío o soy otra cosa?
Tu nariz
Por donde entra el aire
Es hueca y vacia
Tu piel tiene poros,
Sos hueca y vacia:
¿Y si se meten perros en los poros y ya no es más hueco y vacío el vacío?
Tus oidos son huecos y vacíos,
sos hueco y vacio
Soy un círculo,
todo puede entrar y salir
Como un rayo
Y depositarse en la nada que soy
Esas...
Esas...
Esas exhalaciones de sonido son metálicas,
Tus pulmones son huecos y vacios
Extirpaciones?
Sos hueca y vacia
No quiero
No quiero ser hueco y vacío
Me da miedo el vacío
No
No me da miedo
Lo acepto, lo tomo, lo transformo,
Como el temblor
no da miedo
sos vacio
vida y muerte es lo mismo
desaparece el miedo
y el mundo
y mi nombre
y la piel
no hacen falta esas cosas en el vacío
pero me gustan
no se por qué pero tiemblo
esa resonancia
sentirme atravesada por la nada me molesta
sos el límite, el extremo y el equilibrio.
Sos la nota que surge, la estela que deja lo fugaz,
Sos lo que Está libre del miedo a la muerte, sos lo que no significa,
Sos los buenos momentos, sos lo que uno crea, sos el no estremecerse ante ella, sos el confía en saber afrontar la prueba. Sos quien domina la vida y la muerte, sos el estar libre de todo temor, a tal punto que ya no es capaz de experimentar la sensación.
Sos el tubo que desintegra la existencia desaparecido.
Sos la intrepidez imperturbable del comportamiento, sos el Ya de por sí.
Hoy me sentí íntegra de nada y todo
Y hasta ahora.
¿Este es el momento de bajar?

Sí.

lunes, agosto 13, 2007

ÁRBOLES


10/8/07

Hay algo, algo entre las ramas y las hojas verdes de los árboles que me habla del mundo en su totalidad, de la existencia cuando el viento les mueve las copas, habla de una vida imperceptible entre las cosas, remota, necesaria, del zumbido que no desintegra, da forma, expande hasta liberar. Habla de cada montón de pasto que existe como un campo.
Veo que la tierra está enferma y miles de pájaros minúsculos vuelan sobre los edificios al atardecer, el Sol atrás de la fuente, bajando solamente para volver a subir.
Acepto que me da miedo la noche, que el día que fue se vuelva retorcido, la luz intermitente de la tarde, me asusta que los árboles que parecían pubis de mujeres suspendidos en el aire, sostenidos por ramificaciones invisibles, tengo miedo de que se vuelvan solamente formas retorcidas sin sentido, amenazantes hasta para pronunciar, tengo miedo de que las letras de las palabras se mezclen y desaparezcan y ya no pueda entender nada más, tengo miedo de que un viento agresivo mueva las copas de los árboles hasta volarlas, tengo miedo.
Tengo miedo de extrañar las partículas de polvo, de aire que flotan en los rayos del Sol. Algunas noches se ponen histéricas, imposibles, y las voces no se desprenden, la cabeza no se apaga y soy un árbol y mi pelo es la copa y llega el viento agresivo y mueve cada pelo como si fuera una letra hasta que se mezclan y desaparecen volando.
La tormenta se calma, ya no soy el árbol, soy el árbol y la tierra y las raíces y el aire y el viento y el agua de la lluvia que nunca cayó pero fluye y entonces quiero la claridad, quiero la claridad todavía cubierta de estrellas, no sentir que la resplandor se hunde, dejarme caer para flotar como las partículas de polvo que amo en la luz.
El criterio de explosión, que sea una laguna, voy a esperarte agitando los brazos con la piel muy blanca, y si por alguna razón, el mundo explota de imprevisto, o se ahoga, o empieza a caer en el universo y nuestras formas ya no son serenas, sé que algo va a seguir moviéndose entre las ramas de los árboles.

NUEVOS DÍAS


13/8/07 11:54 am

Hiroshima mon amour – Director: Alain Resnais – Guión : Marguerite Duras
“Empiezo a recordar, veo la tinta. Veo el día. Veo mi vida. Tu muerte. Mi vida que continúa, tu muerte que continúa. Y la noche que entra más tarde en mi cuarto, y la noche que entra más tarde en el sótano, son casi las 6 y media. El invierno ha terminado.”

Desde hoy empiezan los Nuevos Días, con más claridad, más conciencia, más lucidez, más. Traspasar, recorrer, cantar, respirar, decir, existir, caer, saltar, volar, caminar, bailar, correr, golpear.
Los extremos se vuelven remansos incalculables, el deseo una fotografía, esto es una habitación contigua, o dos, o miles, una cama doble con sábanas de raso azul, te amo, te adoro, te odio y te vuelvo a armar, con el pecho al mar, con los pies a la tierra, con los ojos al cielo, las pieles al agua, las bocas al aire, los colores al fuego, seamos elementales de la esencia, y después cenizas.
Exhalar el perfume, ser el polvo en los rayos de sol, dejarse envolver por lo bajo, después del zumbido, las estrellas, el sentido del universo. Para volver al plano el mundo se expande, tomarlo, cerrar los ojos, girar y sonreír hasta elevarse.
El límite entre las velocidades está en la materia de las manos, la energía se recompone y brilla, crece desde lo profundo, como una semilla de flores rojas. Llega la estación de los capullos que explotan, la luz suave, el espacio se vuelve verde y claro. La mente se despeja, el hielo se derrite, estamos vivos.
Llueve, una gota canóidica rebalsa el río, Lemniscata es la palabra secreta, da inicio al principio, una parábola cruza el paisaje, el óvalo se vuelve huevo y le salen alas, el óvalo vuela hasta que decide que sus líneas formen una mariposa, se pierde en el horizonte.

martes, agosto 07, 2007

MANDARINA CLIMATIZADA

7/8/07
14:10
Hoy siento que caí a la tierra, qué hermosura, todo sobre lo que camino gira, siento que me puedo tirar a una pileta, calmada, delirante, desnuda, dar vueltas, tocar el fondo, encontrar piedras, perlas, copas, caracoles, plumas, mariposas, salir al exterior y estar rodeada de mandarinas no peladas que flotan en su propio jugo, a la deriva pero juntas, jugo de mandarina, naranjas, brillantes, hay flores entre las frutas y perfume, fresco, natural, liviano, cursi y despejado.
Hay cables sin electricidad que cuelgan como lianas para trepar y saltar de un extremo a otro y volver a caer en la pileta, limpia, pegoteada, dulce, llena, clara, suave, relamiéndome de lucidez, de hoy, de gajos, yendo, volviendo, estando, siendo yo, integrada, dirigida por mí.
El tiempo deja de ser un músculo que palpita y amenaza con atacarse, es un despertador que suena y no se reconoce ni molesta al lado del que sueña, y soñamos profundo, en pedazos de visiones, donde le pego con una espada negra y envainada a una mujer que es todas y ya ni existe, no la lastimo en plural ni por anticipado, ya no las mastico, ni corto y muerdo hasta que corre sangre. Ahora es un juego infantil, descarga mental, más relajada. Me río, tengo casi 12 años y soy algún primo menor enamorado de la chica con pantalones cortos y piernas largas que viene a visitar a mi hermana, y no paro hasta tirarla al piso y verla que se protege y se ríe con ese dolor estomacal que descarga tensiones, y sube y baja escaleras hasta desaparecer.
Suspiro aliviada y me levanto, esta vez las agujas rojas moviéndose y los números que señalan son un detalle más, al fin, el espiral asciende. Él todavía duerme, le abro los ojos y busco entre las pupilas, qué estará soñando, tendría que ver una pared blanca, hay un paisaje, parece el mar, una ventana, me concentro, la abro, entra viento y se despierta, me doy vuelta y me cruzo de brazos como si nunca hubiera espiado. ¡Ay! ¡Esta mañana es absolutamente imposible no rimar!

jueves, agosto 02, 2007

Bomba de tiempo














"Despierto
Sacúdete los sueños desde tu pelo
Mi preciosa niña, mi dulce.
Elige el día y elige el signo para tu día
La divinidad de día
La primera cosa que ves
Una inmensa y radiante playa y bonita y adornada luna
Parejas desnudas corren por sus tranquilos lados
Y reímos como suaves, locos niños
Presumidos en la lana confusa de la mente infantil.
La música y las voces están alrededor nuestro
Eligen su dulce cantar de los antiguos
La hora ha vuelto aun
Elige ahora, su dulce canto
Debajo de la luna
Junto al lago antiguo
Entra otra vez en el dulce bosque
Entra en el sueño caliente
Ven con nosotros
Todo esta roto y baila"
Jim Morrison

12:57

Te digo que no puedo hacerlo, te lo prometo, estoy llena, aparte hoy es lunes y los lunes no me dejo empachar de forma semejante, una lunes solamente me atrevo a bailar al ritmo de los tambores y a merendar un café con leche y unas tostadas con queso y mermelada para volver a casa relajada, al calor y la seguridad del ahogar, del hogar, perdón, para subir y abrir la puerta de madera, acostarme en la cama de arriba, vacía, esperando que los almohadones de los costados cobren forma y me abracen para no despertarme en el cajón por haberme olvidado de dormir en posición de baile, con los brazos abiertos, con la cabeza a un costado, ni un poco parecida a una muerta. Dos no entramos en un cajón, aunque no puedo engañarme, cuando cierro los ojos no me quiero abandonar, pero lo hago, todos lo hacemos, es inevitable, y el sueño llega, tarde o temprano, igual que esos pensamientos que intento evitar pero no puedo, el cuerpo en alguna vuelta deja de moverse, de bailar, los tambores se terminan y la mente se activa cuando todo lo demás se calló o se cayó y empieza a correr como una canilla abierta, y los movimientos se ponen lentos, odio la lentitud, cuando las voces son más bajas y se vuelven notas esquizofrénicas que raspan la suavidad de las luces, las luces sí son suaves, son buenas para los ojos, pero las pupilas giran, se agrandan y achican, palpitan y rebotan a punto de saltar por la ventana como dos pelotas negras incontenibles, no puedo dejar de mirarlas, tengo un espejo atado a la bufanda, atado con un nudo imposible. Cómo contener la mirada, las miradas, los pensamientos, la ansiedad, el momento de bajar, quiero gritar, estallar en mil pedazos, olvidarme de todo, no quiero más esto, esta forma de consumirme. Por momentos afirmo que estoy viva, muestro principios de poder armar una historia completa del momento, pero se desintegra, la idea se va volando, la idea de mí, del querer, del saber, de ser, del tiempo, y quiero escaparme, no quiero agarrar esas rutas y voy manejando con una venda sobre los ojos sobre un camino recto que se desvía solamente si mi mente lo piensa, pero no lo puedo controlar ni evitar, en el fondo sí, y quiero clavar los pies en la tierra y hundirme hasta las rodillas y de ahí contemplar, desde ahí sí mirar el universo, dejar de ser solamente sensaciones. Pero aunque me clave hasta el cuello la materia se sigue dispersando, no puedo detenerla, la acompaño, me desespero, me baño en una especie de luz plateada y azul, sé que estoy viva pero no me atrevo a sentirlo, me quiero deshacer del malestar, de los recuerdos, quiero solamente sentir todo el tiempo lo que pasa, la simpleza, la cabeza vacía, el pecho acelerado, los sentidos despiertos, la emoción de saltar sobre dos manos que me sostienen sobre el vacío y me elevan como una bailarina con alas de cisne blanco. A mí también me gustaría poder decir que por momentos “tengo ganas de cogerme al elegante Vacío”, pero no dejo de admitir que me aterra dejarme llevar, pensarlo, dejarlo existir en mi cabeza, también afuera, en mi cuerpo, pero existe y Es, más allá de mí y lo que pueda decidir. Lo respiro, lo dibujo en cuatro dimensiones, lo llamo infinito, lo desnudo y me dejo ir, pero al final, cuando el zumbido desaparece lo agarro tranquila de la mano, me lo meto en la boca aunque sea lunes y mañana el día tenga que empezar temprano, me persigno con los ojos cerrados, en los labios, nada que decir. Abro los ojos y ya no somos lo que éramos, al menos no yo, nos potenciamos nos fusionamos, somos 2, somos 3, somos mil y cada gota de la fuente chorrea como el peinado de una quinceañera hecho de agua, brilla, brota, la luna, rodeada de un cielo oscuro abre un ritual en el medio del espacio, los faroles, los cables. Mi enemecta está dormida, el aire frío la mantiene callada, y de repente somos humanos glamorosos que caminan por la calle con estructuras de antiguos ángeles de alambre plateado, ahora deformados para ser alas en la espalda. Mis alas me dan miedo, las prefiero de corona, y voy agarrada de la mano de una diosa bailarina con la columna erecta y una mano chiquita y suave, tiene dedos finos y congelados, me encanta, ¡qué atracción!, ¡qué delirio! Los árboles son hermosos, las ramas, las hojas tan verdes a esta altura de la madrugada, qué tarde debe ser, no me importa, mi tapado nunca había sido tan hermoso ni tan largo ni tan negro a esta hora. Cruzamos corriendo, todas las calles, los umbrales, los segundos, volví a las sirenas, a los príncipes, a los moños en la cabeza, al pelo rojo, a las colas y los barcos, a las risas simples, a los dulces esparcidos por la cara, y cuántos colores, los carteles luminosos, las luces como círculos blancos y borrosos, el viento no secando la piel, volví a lamer espejos como helados, a soplarlos para correr el polvo, no quedé atrapada del otro lado, sigo acá, lo supe, lo sé, y seguí un rato más y pensé en vos, te extrañé, pensé en las piedras, en meterme debajo de tus sábanas mientras dormías, en que estaba triste y no lo podía ocultar, pensé en mi piel, me miré los ojos, las pupilas seguían queriendo escapar de mí, yo también, pero me olvidé, y corrí a una plaza, me tiré sobre la hamaca aunque sabía que no se usaba así, balanceándose sobre la panza, es que quería presionar el dolor del estómago, volver a ser una nena, me senté y la punta de mis botas se hicieron un tobogán y me tiré hasta caer en la arena y estaba en la playa, mirando el mar, a una mujer cruzada de piernas como una india al borde de una fuente, era la bailarina, porque ahora el mar era ese peinado de quinceañera hecho de agua y ella lo llevaba con una calma hermosa que no daba envidia, miraba el cielo, las estrellas, le dije que tenía miedo y me dijo que era una maravilla, no mi miedo, el mundo, y era verdad, era y es tan perfecto con los parpadeos correctos. Y me quise tirar a la fuente, al mar, pero no, solamente toqué el agua helada con la mano y me saqué una vez más el ángel de corona y lo dejé tirado en el piso, la bailarina se sacó las alas de ángel y las pateamos juntas en una plaza, hice un par de confesiones, no me arrepiento de ninguna, dije Packaging y apreté botones y elegí colores brillantes, probé chocolates con cereal, lamí chupetines y fui al baño, caminé por la calle vacía pero no sola, lloré, dije que había sufrido y ya no quería sufrir más, volví a casa y junté un par de paquetes de pañuelos pinchados por las uñas de la gata, me acosté vestida y me quedé con los ojos abiertos mirando las luces de la calle atrás de las cortinas, sola, pensando de costado porque los almohadones se corren fácil y no toman forma de hombre ni de vos, esperando no escuchar voces, queriendo estar con alguien y no, las cortinas son tan transparentes, la habitación está tan oscura, el silencio tan callado, yo tan despierta, ¿estaré desaprovechando este momento? No. Me obligué a dormir hasta que me dormí respirando con un poco de dificultad que en sueños me olvidé, como siempre, y al otro día me levanté otra vez y salí.

martes, julio 31, 2007

ATOMS FOR PEACE - Thom Yorke



















No more going to the dark side with your flying saucer eyes
No more falling down a wormhole that I have to pull you out
The wriggling, squiggling worm inside
Devours from the inside out
No more talk about the old daysIt's time for something great
I want you to get out
And make it work
So many liesSo many lies
So many lies
So feel the love come off of them
And take me in your arms
Peel all of your layers off
I want to eat your artichoke heart
No more leaky holes in your brain
And no false starts
I wanna get out
And make it work
So many lies
So many lies
So many lies
So feel the love come off of them
And take me in your arms
I wanna get outAnd make it work
I want you to get out
And make it work
I'll be ok
So many lies
So many lies
So many lies
So feel the love come off of them

jueves, julio 19, 2007

EL ARROYO - Jacques Prevert

"Ha pasado mucha agua bajo los puentes
y enormes cantidades de sangre
Pero a los pies del amor
corre un gran arroyo blanco
Y en los jardines de la luna
en los que cada día se celebra tu fiesta
ese arroyo canta mientras duerme
Y esa luna es mi cabeza
donde gira un enorme sol azul
Y ese sol son tus ojos"

LAS COSAS TIENEN MOVIMIENTO - Fito Paez


Muchas veces me pregunto
que estamos haciendo aca
dejo de pensar y ve- o que al final
siempre estaras,
siempre estaras en mi.
He llegado a no escucharte tocar fondo
tanta inmensidad, perdidos de verdar aqui
y es que siempre estaras,
siempre estaras, en mi.
Una voz, como un sentimiento o una cancion
algo mas que me ayude a despertar a seguir,
a no bajar la guardia siempre a seguir
no esperes no te enseñaré a vivir .
Movimiento, las cosas tienen movimiento
la oportunidad de estar en libertad
es que siempre estaras
siempre estaras en mi.
Como un soplo como una lluvia
como un rayo una luna
oxigenaras, mi vida hasta estallar
es que siempre estaras
siempre estaras en mi. Una voz …