jueves, julio 27, 2006

Locura temporal

















Mientras la azafata del tren fantasma se inhibía por la gitana tiragoma que gritaba ¡mis padres están locos! Mis padres están locos! Yo me sentía un punto en el espacio, buscando un ámbito, una historia, un vagón, limpiándome las orejas con programas pedorros, y como quién diría, le mordí la cola al gato y empecé a colgarme de las telarañas en las esquinas, a visitar selvas azules en las que llovía todo el tiempo híbridos de culo sucio.
No encontraba más que sueños desordenados, el colibrí que me perseguía aleteando finito y largo, el libido madrugando hasta que las luces se apagaban y se prendían las calles, alguien que preguntaba lo que fui en otra vida y yo creyendo haberle respondido “caca, nadie se inspira con las suciedades de la guerra y la permanencia, pero yo necesito madera estallada”.
Entonces cerré la cartuchera y me alejé con un vino hasta el amanecer, llegué arrastrándome pero los santos cuernos de mi madre lograron ponerme en pie y seguí ocultándome un tiempo más.
Después llegó la paz de los molinos de viento y pude descansar de la inquisición mental que me lanzaban los polinomios, nunca fui adepta a las cuchufletas, pero tengo que admitir que me hacen cantar hasta las lágrimas.

lunes, julio 24, 2006











"Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida"
Henrik Ibsen

lunes, julio 10, 2006

Pensamientos finales









Deportivos lógicos corriendo sobre una pista,
Lobos saltando una cerca, ovejas con dientes más incisivos,
Velocidad incorregible,
Pocas defensas para este organismo y alma aterrorizados a morir,
Indicios rojos de amor sobre la mesa, Tragos hipotéticos de distintos colores y consecuencias vomitacionales.
Depósitos de otra noche revuelta:
Si tenemos una choripanótesis fundamental + varios vasos de vinotíntesis auxiliares + una pizca de cerveza auxiliando la noche + desde las 21 hasta la 24 aproximadamente + algunos tabacos subyacentes + otras irregularidades sentimentales, lo que esperamos ocurra a las 2 probablemente, pausa, línea línea, es que la individua deposite todo lo ingerido dentro de la pileta del baño y fuera de su boca…
Gira dos veces sentada a la mesa.
¿Qué pasa?
Nada nada.
Vuelve a girarle el mundo adelante de los ojos.
¿Qué pasa?
Sale rapidito disparada para el baño.
Comparando los datos giratorios de la experiencia, concluimos en que la consecuencia vomitacional se cumple, por lo tanto corroboramos la choripanótesis fundamental + las vinotíntesis auxiliares + la pizca de cerveza auxiliando la noche + tabacos subyacentes + otras irregularidades sentimentales.

Por el momento no queremos más consecuencias vomitacionales, así que la noche se cierra y los científicos nos reservamos el baile para otra ocasión, vamos a dormir.

Los deportivos lógicos siguen corriendo, toman agua y se secan con el brazo la transpiración, ya casi son las 2 de la tarde, y así de desordenados estamos...